Germán Carrizo: “¿Volveremos a empezar de cero?”

Compartir:
restaurantes crisis hostelera

Desde que comenzó este confinamiento hemos ido recibiendo a diferentes profesionales del mundo de la hostelería. Germán Carrizo, chef ejecutivo y empresario del restaurante Fierro y de otros negocios de restauración en Valencia, sobretodo.

La ONG de World Central Kitchen, del chef humanitario José Andrés, ha cruzado el charco hasta nuestro país para afrontar la crisis del coronavirus y garantizar la alimentación de las personas más vulnerables. En Valencia, Germán Carrizo y su equipo de voluntarios cocinan y llevan comida cada día. “La gente está muy animada ayudando, somos más de 100 voluntarios. Hemos pasado de servir para 12 a servir más de 2000 comidas diarias”, cuenta Carrizo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Llevamos días intensos, de muchas reflexiones y de mucho compromiso con nuestro equipo, nuestros proveedores, con nuestros clientes y con nosotros mismos. Nos ilusionaba ayudar en esta situación y una vez más, juntos, pudimos conseguirlo. Desde hace unos días estamos cocinando alrededor de 2000 raciones de comida para quienes más lo necesitan. Agradecemos a todos los voluntarios que se siguen sumando a colaborar y a @wckitchen & @chefjoseandres por ser los soportes para llevar a cabo esta iniciativa. Entre todos será más fácil volver a compartir Buenos Momentos. Fuerza! • • • #fuckcoronavírus #todoirabien #saldremosdeesta #saldremosjuntos #staysafe #stayhome #stayathome #stayhealthy

Una publicación compartida de Restaurante Fierro (@fierrovlc) el

A Germán Carrizo se le pasa una pregunta por la cabeza: “¿Volveremos a empezar de cero?”. El problema no están en las cañas o los cafés que los clientes siempre se han tomado antes de la crisis, porque seguirán asistiendo a esas tradiciones. El verdadero problema, según nos cuenta, está en el formato de restaurante gastronómico.

En su caso, según nos contó en HIP2020, el formato por el que han apostado en su restaurante es muy familiar: viene acompañado de una sola mesa alargada, donde la gente come unida y junta entre sí. Ahora se pregunta cómo pueden modificar el espacio y mesas para que haya un metro y medio de distancia entre comensal.

“Un camarero en agosto con un EPI distribuyendo cervezas, se me muere. ¿Cómo podemos hacerlo? ¿Tendremos que hacer turnos? ¿Tendremos que abrir más temprano o más tarde?…”, son preguntas que resuenan con mucha incertidumbre entre todos los hosteleros estos días.

 

Deja un comentario

comentarios

Compartir: