Gana clientes con una decoración hogareña

1137
0
Compartir:

%home%

Cada vez son más los restaurantes que lejos de decoraciones espectaculares y llamativas optan por ofrecer un interiorismo que permita al comensal sentirse como en casa y de este modo fidelizar clientela. Es el caso del establecimiento que ahora os presentamos. Se trata del restaurante Clarita, ya consolidado desde hace cinco años y un referente para la gente cool de la capital madrileña (Corredera Baja de San Pablo, 19).  En  Clarita ofrecen una carta que hace viajar a los comensales alrededor del mundo sin moverse de la mesa. El alma mater del restaurante, Antonio Fuentes, ha elegido los platos y los vinos que más le han gustado de cada país. Como quién amuebla una casa con una mesa de Bali, un jarrón de china y una lámpara de Nueva York, ha hecho de este espacio un “hogar” para los madrileños. Su filosofía no es otra que encontrar los mejores productos con la máxima calidad y elaborar recetas frescas y saludables.

Una decoración acogedora

Con una decoración bohemia, sencilla y acogedora, Clarita cuenta con varios ambientes en un mismo espacio. Por un lado, la barra, donde probar los platos o cócteles de una forma divertida y casual. Por otro, el restaurante, muy agradable, dispone de mesas comunales de madera, dónde sentarse y ponerse a charlar con el vecino mientras se disfruta de la gastronomía. Dentro del local se encuentran otras dos zonas, al fondo, donde destacan unos sillones rojos que recrean un pequeño salón dónde poder deleitarse con los sabores del mundo. También disponen de sofás, muy cómodos, para trabajar acompañados de un buen café. En definitiva, un local multifuncional perfecto para ir en cualquier ocasión y cuya decoración resulta especialmente cálida y agradable. Clarita tiene capacidad para 57 personas y 12 más en la barra.

www.claritamadrid.com

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!