Ahorra calefacción en tu restaurante

2149
0
Compartir:

%home%

C.Estévez

Con la llegada de las bajas temperaturas vuelve para los bares y restaurantes una época del año en la que es necesario prestar especial atención al gasto energético. La calefacción puede llegar a representar una parte muy importante de la energía consumida en un negocio. De hecho, según el tipo de energía utilizado, puede significar más del 50% de los consumos energéticos totales. Los factores que determinan un correcto sistema de calefacción son:

El clima. Depende de cuatro parámetros: la temperatura del aire, la radiación de las superficies, la humedad relativa y el movimiento del aire.

El confort. Es la sensación agradable y equilibrada entre humedad, temperatura y calidad del aire. La humedad relativa debe estar comprendida entre los valores del 40% al 70%.

La temperatura. La ideal es aquella en la que nuestros clientes no sientan especialmente ni frío ni calor.

Las condiciones de confort óptimas en un restaurante en invierno son:

Temperatura operativa: de 20 a 23ºC

Velocidad media del aire: 0,15 a 0,20 m/s

Humedad relativa: 40-60%

15 consejos para ahorrar en calefacción en tu restaurante:

1-Asegúrate que las instalaciones de climatización se encuentren en perfectas condiciones, para evitar gastos innecesarios de energía, realizando un mantenimiento preventivo.

2- Aprovecha al máximo las horas de sol, manteniendo abiertas cortinas y persianas. Además de ahorro de energía, esta acción mejorará el confort de los comensales al recibir la agradable luz natural. Si es posible, instala tragaluces para aprovechar más dicha luz natural.

3- Regula correctamente el termostato de la calefacción.

4- Estudia cambiar tu instalación centralizada a una climatización por zonas. De este modo podrás regular cada área de tu restaurante, el comedor principal, la recepción, la zona de trabajo, etc.

5-Utiliza equipos de alta eficiencia o con tecnología más avanzada. Muchos restaurantes registran pérdidas por tener instalados equipo obsoletos que necesitan un mantenimiento constante para trabajar efectivamente.

6-Emplea un sistema domótico que te permita controlar el apagado y encendido no solo de la climatización sino, por ejemplo, también de la apertura de cortinas, persianas, toldos, etc. Estos pueden ser programados para  aprovechar la radiación solar y ahorrar en calefacción.

7-Protege especialmente tus ventanas. Es el espacio por donde se producen más pérdidas y hay que prestarles mucha atención. Una simple vela nos dará las pistas para saber si hay corrientes. Sella con silicona el espacio entre la ventana y paredes. La utilización de doble acristalamiento es una práctica medida que te ayudará a evitar el despilfarro de energía. Instalar burletes adhesivos en puertas y ventanas. Con estos consejos se puede llegar a reducir las pérdidas de calor de un 5% a un 10%.

8-Aísla correctamente puertas y paredes. Además de las ventanas, un correcto aislamiento pasa también por estudiar las paredes y el ajuste de puertas.

Si por las cámaras de aire de los muros de doble hoja se generan corrientes de aire convendrá pedir presupuesto a alguna empresa que inyecte espumas aislantes de poliuretano o de celulosa.

Si aún estás diseñando tu futuro restaurante, zonifica las estancias situadas al norte de las situadas al sur, en las primeras, las necesidades de calefacción serán mayores. Recuerda además que un muro de ladrillo sin aislamiento pierde, a lo largo de todo el invierno, el equivalente a 3kg de gasóleo por cada m2 de fachada.

9-Aprovecha el calor residual generado por tu sistema de climatización en aquellas franjas horarias en las que en el restaurante no haya clientes.

10-Revisa el aislamiento de las paredes de la caldera y los refractarios. Las calderas deben someterse a revisiones periódicas. Es aconsejable una revisión anual al inicio de la temporada de calefacción. Una caldera sucia tiene dificultades para la combustión y, por tanto, consume más.

11-Purga todos los radiadores hasta verificar que no quedan bolsas de aire en su interior. Para conseguir una óptima emisión del calor, no deben cubrirse con muebles u otros objetos que dificulten su funcionamiento.

12-Presta atención a la ventilación natural. Esta debe llevarse a cabo antes de comenzar el horario de calefacción. No es necesario tener abiertas las ventanas más de diez minutos para lograr la renovación total del aire. En locales de altura libre superior a 4m se evitará la estratificación del aire durante los periodos de demanda de calor. Asimismo hay que procurar que los cajetines de persiana no tengan rendijas y estén convenientemente aislados.

13-Utiliza instalaciones óptimas para el ahorro. Por ejemplo, las calderas de condensación y las de baja temperatura, a pesar de ser más caras que las convencionales (hasta el doble de precio), pueden procurar ahorros de energía superiores al 25%, por lo que el sobrecoste se puede recuperar en un periodo de 5 a 8años; es decir, en menos de la mitad de la vida útil de un equipo de estas características.

14-Aísla adecuadamente los sistemas de distribución, más del 10% de la energía total puede perderse a través de las tuberías de distribución. Para sistemas de calefacción por radiadores es más eficiente la instalación bitubular a la monotubular.

15-Aprovecha la próxima Oferta flash que Gas Natural Fenosa lanzará los días 11-12 de noviembre. A partir del próximo miércoles y solo durante 48 horas accede a www.ofertasluzygas.es/empresas para conocer esta exclusiva promoción.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!