Restaurantes con una única mesa: una tendencia que se afianza

2796
0
Compartir:
restaurantes-mesa-unica-interior

Rodrigo Domínguez (@rodpoti) | Madrid | 15 de marzo de 2016

Entre las nuevas y locas tendencias que están surgiendo en el mundo hostelero encontramos a los restaurantes con una sola mesa compartida para todos los comensales. Desde mediados de la década pasada algunos locales de New York empezaron a incorporar grandes mesas para compartir. Generalmente con la opción de desayunar, comer o cenar también en una mesa para parejas o grupos pequeños al modo tradicional. Esta tendencia que ya está extendida también en España mutó en su paso a Europa hacia un concepto diferente y más intimista.

Le Caviste Bio

Gracias a la necesidad de los emprendedores de sorprender a los nuevos consumidores y a una clientela con un extenso bagaje de experiencias gastronómicas, el ingenio hostelero se agudizó. En 2012 abrió en París Le Caviste Bio, un restaurante bodega con más de 300 referencias de vinos y con la peculiaridad: sólo tiene una mesa para 12 comensales. El chef, Junko Kawasaki, aseguraba en su apertura que la mesa única era una opción pionera: “Para mí, la mesa única es intercambio y convivencia. Creo que somos la única bodega con vinos ecológicos y una mesa para compartir de París”. A finales de 2013 abrió sus puertas en Roma el restaurante Mazzo, un negocio hostelero con un concepto similar en el que los comensales res reúnen en torno a una sola mesa para disfrutar de la gastronomía italiana. ¿Qué ocurre cuando se sientan todos los comensales en la misma mesa? Según el periodista de El Español Juan Sanhermelando, no ocurre absolutamente nada. También en España hay negocios que han adoptado este concepto hostelero. El restaurante Fierro de Valencia, regentado por Germán Carrizo y Carolina Lourenço, abrió sus puertas en 2015. El comensal podrá degustar junto a otras 11 personas las maravillas gastronómicas de este espacio.

Ya sea por disponer de un espacio reducido o para intentar que nuestros clientes compartan la experiencia gastronómica con el resto de comensales, a la hora de llevar a cabo una iniciativa hostelera de este tipo, hay que tener en cuenta alguna cuestión importante. Por un lado, con una única mesa se puede aprovechar mejor el espacio para que se sientan más personas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el espacio en la mesa debe ser mayor. No todo el mundo entra en estos locales con la mejor actitud, conviene respetar su espacio. Por otro lado, el cliente disfrutará de la experiencia diferente, pero a muchas personas les cuesta relacionarse con desconocidos. Aunque el objetivo no pasa por socializar a los comensales, una sorpresa inicial  generará un clima más adecuado para la conversación y será más fácil romper el hielo.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!