“Si sólo quieres vender comida, olvídate”

992
0
Compartir:

%home%

C.Estévez

27 de mayo 2015

Tras ocho años de experiencia en el mundo del ocio y la restauración, trabajando para restaurantes en Barcelona como Shoko BarcelonaBocagrande, Silvano Medehue, decide emprender y convertir su pasión por la gastronomía y las Relaciones Públicas en una agencia de comunicación y marketing especializada en divulgar a nivel online y offlineaquello que los negocios del sector gastronómico hacen bien y la gente no lo sabe”. Desde su agencia Restauraniza analizamos con Silvano las estrategias que conducen al éxito o al fracaso a un negocio de hostelería.

Silvano, ¿Cuándo nació Restauraniza y de dónde surgió la idea de crear la agencia?

Antes de crear Restauraniza, había trabajado en otro proyecto del sector gastronómico con dos socios una empresa especializada en la comercialización de restaurantes un departamento comercial externo para apoyar y mejorar las ventas. Restauraniza, se crea hace un año, conozco los restaurantes desde dentro, he sido camarero, he trabajado en recepción, de Relaciones Públicas y en Marketing. La idea surgió por mi conocimiento de los restaurantes, mi pasión por la gastronomía y mi formación en comunicación.

¿Qué servicios ofrecéis a los negocios de restauración?

Como start-up queremos aportar valor a los negocios de restauración, queremos que los restaurantes funcionen como empresas no como un hobby. Ofrecemos servicios como restaurant consulting, la activación de un restaurante en fase inicial, mejora del concepto o cambio de dirección y/o consolidación de la marca. Consultoría de marketing y comunicación que abarcan la comunicación corporativa, gabinete de prensa, relaciones públicas, imagen, posicionamiento on y off line, organización de eventos y otros servicios como el Mystery Shopper que permite comprobar el rendimiento de los empleados o la búsqueda de la imagen visual del personal, es decir; comunicar con la ropa de trabajo.

¿Qué tipo de negocios están más abiertos a recibir asesoramiento como el vuestro?

Tengo que decirte que la mayor parte de los restaurantes y negocios del sector gastronómico necesitan de nuestros servicios, el caso es cuando no lo ven o creen que no lo necesitan o el trabajo se lo hace un amigo o familiar. Te das cuenta que no hacen bien las cosas, lo analizas, te tomas el tiempo de medir e investigar. Se lo presentas y aun con todo les cuesta. Creo que los negocios de los nuevos emprendedores y aquellos que están en capa caída se dejan más. Te pongo un ejemplo, un restaurante de una zona muy conocida de Barcelona, nos llamaron y nos dijeron que estaban casi para desaparecer y querían reordenar el negocio y necesitaban nuestra ayuda. Habían ganado mucho dinero en 10 años pero nunca hicieron una sola estrategia de marketing. Entonces te das cuenta que montar un negocio con amor y pasión no da para mucho o no es suficiente si de verdad quieres vivir de ello.

Según su experiencia, ¿Qué fallos son los más habituales en el momento de la apertura de un restaurante?

Fundamentalmente tres, la cuestión del marketing, el desconocimiento por parte de los dueños y los objetivos. La mayor parte de negocios de restauración y gastronómicos se abren con pasión y amor, te das cuenta que no hay coherencia en lo que se hace, es decir no es suficiente. Cualquier restaurante debe pasar por un proceso de estrategia y planificación de Marketing que comprenda; la definición de la idea, la elaboración del plan de negocio, el estado del sector de la restauración, cómo es el mercado local operativo, segmento y público objetivo, ¿Quiénes son los clientes? El enfoque y metodología y sobre todo la estrategia eficaz de comunicación tanto online como offline.

Y en el día a día, ¿Qué aspecto descuidan por lo general los gestores de negocios de restauración?

El servicio sobre todo. Hay una consigna en los restaurantes: “hay que facturar” y se pierde la magia en la relación con el consumidor. La recepción y la atención del cliente son fundamentales en los cinco primeros segundos. Recibir y despedir a un cliente en tu restaurante es la manera de hacer publicidad, es Relaciones Públicas. Si sólo quieres vender comida, olvídate, la experiencia del cliente cuenta para la prescripción.

También ayudáis a los bares y restaurantes en sus campañas de marketing online, dada la vital importancia en la actualidad de la reputación online y las opiniones de los clientes… ¿Cree que los restaurantes saben aprovechar bien las oportunidades que les ofrecen las redes sociales?

Estaríamos años y años hablando de este asunto. ¿Sabes? en redes sociales no cuenta la cantidad de seguidores, por tener 6.000 o 9.000 fans no eres el mejor, además se pueden comprar. Si tienes 200 seguidores y generas engagement con el contenido que publicas y además tienes una buena reputación porque lo trabajas ya es suficiente. El problema de los restaurantes y negocios gastronómicos es que en el tema online siempre lo tienen, porque lo hace un amigo o un familiar, están en redes sociales pero sin calidad. La reputación es fundamental, la reputación es vender, son empresas, tienen que construir marca y generar visibilidad de forma adecuada. El 74 % de los usuarios dependen de la prescripción.

Según su experiencia, ¿Qué tiempo mínimo necesita un restaurante para ver si es rentable?

Que un restaurante sea un negocio rentable depende de muchas cosas, la ubicación, la administración, la decoración, buenas políticas de servicio el target, la comunicación etc… Un restaurante rentable lo harán los clientes, tienes que ser un emprendedor has de haber visualizado una oportunidad de negocio y no pensar en ganar dinero sin saber antes que vas a vender. Hay que pensar en el cliente y no en los amigos. Si tienes clientes satisfechos, un restaurante ya es rentable porque significa que repetirán y te recomendarán, porque tienes un buen servicio, una buena calidad en la comida.

¿Podrías darnos tres buenos consejos para consolidar la marca de un restaurante?

Tienen que hablar de ti y para que hablen de ti tienes que comunicar. Tienen que recomendarte y para eso has de tener un buen servicio y buena calidad en la comida. Y tres el negocio tiene que ser una empresa y no una ocurrencia, para mi factor fundamental.

Ya por último, para aquellos que estén pensando en cerrar su negocio y crean que todo es culpa de la crisis…. ¿Qué les diría?

¡¡Mire una cosa!! El Facebook no llena un restaurante, pero si tienes un perfil de Facebook y durante dos años no lo has actualizado ¿Cómo aportas valor? ¿Cómo se sabe lo que haces, si no hay una web decente que lo comunique? Otra cosa, algunos restaurantes no tienen políticas de ventas. No tienen calendarizado las ferias, los congresos etc si a todo este tipo de detalles se le une la contracción del consumo, es normal la crisis. A los que piensan cerrar y realmente tiene algo que contar les recomiendo empresas especializadas para darles un último impulso.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!