Nueve errores de marketing que te hacen perder clientes

1141
0
Compartir:

%home%

Hola a tod@s,

Hoy quiero empezar con una frase de uno de los hombres de negocios que más me ha inspirado a lo largo de los años, tanto para mejorar mi estrategia de marketing en mi Restaurante como a la hora de plantear soluciones de marketing en mis sesiones de Coaching para negocios de Restauración. Decía Peter Drucker que el objetivo del Marketing es “conocer tan bien a tu cliente que el producto se venda por sí mismo”.

En la práctica, el marketing funciona por la ley de prueba/error, sobre todo al principio. Al empezar a hacer marketing debes tener en cuenta que el 20% de las estrategias te dará el 80% de los resultados, de tal modo que todos tus esfuerzos deben ir enfocados a encontrar ese 20% de las estrategias de marketing que te va a traer al 80% de los clientes.

Porque a la hora de hacer marketing no todo vale. Por eso, hoy os hablo de los nueve errores de marketing más comunes que lastran tu negocio y que te hacen perder clientes. Si reconoces alguno de ellos, ponte manos a la obra para solucionarlos. Cuanto antes lo hagas, antes mejorarán tus resultados.

Vamos allá.

1. No hacerlo: éste es el primer error y uno de los más graves. Si quieres que tu negocio crezca, evolucione y consiga atraer a nuevos clientes, tienes que hacer marketing. Adaptado a tus necesidades y presupuesto, sí, pero tienes que hacerlo. No hacer Marketing te aboca a perder clientes. No lo olvides.

2. No formar a tu Equipo de Sala como Equipo de Ventas: éste es uno de los errores de marketing más comunes que se cometen en Restauración y uno de los que más clientes cuesta. Formar al Equipo de Sala como Equipo de Ventas, medir su desempeño y establecer recompensas que hagan que el Equipo quiera mejorar constantemente es fundamental para un buen funcionamiento del negocio y para que el cliente esté siempre bien atendido. El equipo es la correa de transmisión de los valores y particularidades de nuestro negocio a nuestros clientes. Merece la pena que su formación sea la adecuada y que cada miembro esté comprometido con los objetivos de la empresa.

3. Defraudar las expectativas del cliente: éste es quizá el error más grave. Nuestro marketing, la forma en que comunicamos nuestros valores y ventajas a nuestros clientes, crea en ellos unas expectativas que después, en el negocio, debemos mantener e incluso rebasar, pero nunca defraudar. Un cliente defraudado no sólo es un cliente perdido: además es un catalizador de pérdida de clientes, porque desaconsejará nuestro Negocio a cualquiera.Es necesario trabajar por mantener/superar las expectativas del cliente siempre.

4. Olvidarnos de las tendencias del mercado: saber lo que hace nuestra competencia es fundamental para saber cuál es nuestro lugar dentro del sector, así como para tomar inspiración de acciones que estén poniendo en marcha y que a nosotros nos puedan funcionar, adaptadas a nuestro negocio y a nuestra manera de hacer las cosas. Conocer a la competencia es una forma de conocer el mercado y de mantenernos conectados con él. Incluso puede que surjan colaboraciones a nivel de marketing que puedan ser beneficiosas para todos. Centrarse en el negocio propio está bien pero, puesto que los negocios se desarrollan en un contexto comunitario, es conveniente tener en cuenta lo que está haciendo la competencia a la hora de poner en marcha nuestro marketing.

5. Obsesionarnos con la competencia: mirar demasiado lo que hace nuestra competencia, hasta el punto de basar nuestra estrategia, innovación y razón de nuestro negocio en lo que hacen los demás. A la competencia hay que conocerla siempre, pero no debemos olvidarnos de lo que se cuece dentro de nuestro negocio, porque es ahí donde debemos trabajar por mejorar.

6. Ignorar las críticas de los clientes en redes sociales: este error es muy grave. Cuando los clientes se ponen en contacto con nosotros, por el medio que sea, lo hacen con la esperanza de ser escuchados y de que demos solución a sus reclamaciones, críticas o respuesta a sus preguntas. Ignorarlos en redes sociales es un billete para perder tanto a ese cliente como a los que se den cuenta de que no prestamos atención a las personas que nos compran. Eso por no hablar de la mala imagen que esto crea de nuestro negocio. Si focalizas tu marketing en las redes sociales, asegúrate de que sabes gestionarlas bien si no quieres disgustos.

7. No saber por qué nos compra nuestro cliente: éste es un error de marketing muy común. Todavía existen muchos negocios de Restauración que no tienen claro por qué les compra su cliente y esto hace que su marketing no vaya enfocado a lo que debe ir realmente. Si no sabes los valores que aportas a tu cliente, tu marketing no estará enfocado en ellos y no será efectivo o no lo será tanto como si lo estuviera. Averigua por qué te compra tu cliente realmente y empieza a enfocar tu marketing de manera adecuada.

8. Acomodarnos y paralizar nuestra innovación: el marketing se nutre de la innovación de un negocio. Si paralizamos nuestra Innovación porque consideramos que ya hemos llegado al tope de lo que podríamos obtener y no nos damos cuenta de que el mercado cambia y evoluciona, de manera que nosotros debemos evolucionar con él, nuestro marketing dejará de resultar atractivo y perderemos el enfoque. En Restauración, acomodarse es una mala idea.

9. No medir el marketing que hacemos: no medir el marketing o no comprobar los resultados de las estrategias de marketing que ponemos en marcha en nuestro negocio no suele ser considerado como un error por parte de los profesionales del sector, pero sí lo es y además se trata de un error bastante grave que cuesta clientes. Si no medimos nuestras estrategias de marketing, no podemos saber cuáles funcionan y cuáles no, así como tampoco conocemos las que nos reportan más clientes. Así las cosas, podemos estar invirtiendo mucho presupuesto en estrategias que no nos reportan clientes, mientras que dejamos pasar otras que nos traerían más pero que, puesto que no las comprobamos, no las estamos aprovechando.

Si reconoces alguna de estas situaciones en tu negocio, es hora de ponerle remedio. Si no has empezado a hacer marketing, recuerda que cada día que pasas sin hacerlo es un día que has perdido en tu objetivo de maximizar el número de clientes que te compra. Y si ya lo estás haciendo, procura medirlo. No hacerlo te quita la oportunidad de dedicar recursos a la estrategia que más clientes te reporta, porque no la conoces.

Ponte en marcha para mejorar tu Restaurante desde hoy mismo, no busques más razones (excusas) para dejarlo para más adelante.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!

¿Quieres un análisis completo de la web de tu restaurante?

Dinos cuál es y te enviamos un análisis completo a tu correo

¡Quiero un análisis de mi web!