“Nuestros restaurantes tienen una personalidad muy marcada”

1058
0
Compartir:
IMG_0852
restaurante dos Cielos

%banner%

Restaurante Dos Cielos

%home%

Los restaurantes y hoteles no dejen de ser negocios, y como tales, deben iniciarse como cualquier otro: plan de negocio, de viabilidad,… entre estos pasos a seguir, hay uno clave en la planificación del tipo de servicio que queremos ofrecer, y es la ubicación del local, ya que éste va a definir una clientela y unas necesidades específicas.

En el caso del Dos Cielos, este factor es tan importante que incluso se ha convertido en su razón de ser, en su valor añadido. Y es que localizar un restaurante en el cielo, lo hace inevitablemente  un local especial, y si en lugar de en el cielo, está entre dos, mucho más.

Un restaurante innovador entre dos cielos

De ahí le viene el nombre… entre el cielo marítimo barcelonés y el cielo urbano de la misma ciudad, se sitúa el restaurante de los gemelos Torres, en la planta 24 del Hotel Me. Pero esta no es la única novedad que los hermanos han implantado en su restaurante.

Una página web muy original que ofrece una carta sensográfica, es decir, una carta, que representa gráficamente las sensaciones y las emociones  provocadas por las texturas y los sabores de los platos.

Estas descripciones gráficas de lo que se come, son las interpretaciones de los propios clientes una vez terminada la comida, ya que se les ofrece la oportunidad de pasar por el ordenador que hay instalado en la sala para que plasmen sus impresiones, que serán traducidas por el sistema informático.

También se han lanzado a la internacionalización de la marca abriendo dos restaurantes, uno en Sao Paolo y otro en Río de Janeiro. “Exportar ideas, sorprender con ideas de un sitio en otro, desarrollar una tecnología de los alimentos propia”, dice Javier Torres, les ha permitido desarrollar una cocina muy personal… aunque denuncian la falta de apoyo en el servicio de sala para su profesionalización.

Biohuerto para abastecer la cocina

Ubicado en la planta 29 del hotel, 5 plantas por encima del restaurante, disponen de un bio-huerto, que les permite tener el control absoluto de la siembra, el manejo y la conducción de los cultivos, para así, dicen ellos, obtener productos de gran calidad y pureza.

La entrada al restaurante hace que pases por la magnífica terraza-bar con las vistas marítimas de Barcelona, entras por la cocina y te recibe uno de los hermanos. Ellos mismos piensan que la figura del chef es importante, pero que “lo más importante es el conjunto: la sala, la constancia, las ganas de superarse a sí mismo… “, según Sergio Torres.

El restaurante, abierto hace tan sólo…., ya cuenta con una estrella Michelín, y forma parte de la hot list de restaurantes 2009 según Condé Nast Traveler, sin embargo es una apuesta arriesgada en el momento actual, ya que un menú degustación a 85 euros no lo hace asequible a todos los bolsillos. En opinión de sus propietarios “hay que conseguir crearle al cliente la sensación de que no le importe lo que paga porque lo disfrute mucho”.

Ni que decir tiene que las vistas son impresionantes, y uno subiría a la planta 24 incluso pagando sólo por echar un vistazo, pero si además puedes disfruta de una buena carta de vinos y una tabla de quesos como la que sirve el Dos Cielos, la sensación de sentirte en la gloria, hace que se te olvide que sentarse en el cielo no resulta barato.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!