Cinco formas de meter la pata con tu cliente antes de que pise tu restaurante

Compartir:
cliente-descontento-710

plantilla_expertos_seccion-ramon-dios

Hoy quiero empezar con una pregunta: ¿Os habéis planteado alguna vez que podéis estar metiendo la pata con vuestro cliente… antes incluso de que haya entrado en el restaurante? Promociones mal planificadas, mal dirigidas o inexistentes, una mala política de gestión de críticas en la red, malas fotografías… todos ellos son errores que cometemos con el cliente antes de que venga al restaurante y que es necesario corregir si queremos que venga en lugar de elegir otro en Google.

Hoy te descubro cinco formas de meter la pata con tu cliente antes de que pise el restaurante, para que tomes nota y las vayas corrigiendo ya.

 

  1. Mostrar imágenes de Tu Negocio VACÍO en tus Redes Sociales: las fotos de nuestro restaurante sin nadie, para que se vean la decoración y estilo de las mesas, están bien para mostrarlos en la web o al principio, cuando abrimos. Si no, no tiene sentido. ¿Quieres que piensen que nadie va a tu Restaurante? Un Restaurante ha de tener vida. Piénsalo.
  2. Ocultar el día a día de Tu Negocio en tus redes sociales o a tus clientes: al cliente le gusta saber que va a un Restaurante llevado por personas y en el que trabajan personas. Le gusta ver cómo se hacen las recetas, qué pasa en la cocina, qué hay detrás de la barra. No se lo ocultes. Muestra Tu Restaurante tal y como es (y lo mejor posible).
  3. No decir la verdad al cliente… en tus RRSS: ¿Has cambiado los vinos? Actualiza tu carta de vinos online. ¿No haces reservas si no es con un número límite de personas? Explícalo muy claro en tu web, recuérdalo en las comunicaciones que envíes al cliente. ¿Tus fotografías en RRSS y la web no se corresponden con tu establecimiento o con el aspecto real de los platos que ofreces? Corrígelo. Cuanto antes. No mientas a tu cliente. Ni en el restaurante ni en las Redes Sociales, que son en muchas ocasiones el primer contacto que tendrá con tu negocio. Es la única manera de que confíe en ti.
  4. Equivocarte con las promociones (por exceso y por defecto): el cliente necesita incentivos, pero no todo el tiempo. Tu comunicación no debe basarse solo en ofertas (o el cliente pensará que estás desesperado por que alguien vaya a comer a tu casa), pero tampoco es buena idea que nunca hagas ninguna promoción. No se trata de regalar lo que haces todos los días, ni de no invertir nada de nada en promoción. Se trata de planificar una serie de descuentos, ofertas y ventajas en momentos clave que resulten atractivos para el cliente.
  5. No aprovechar la oportunidad de hacer Marketing gratuito: un buen gestor de restaurantes debe estar atento a las oportunidades de Marketing a coste cero que se le presentan y una de ellas es darte a conocer, de manera amable, a las personas que viven en los bloques próximos a Tu Negocio. No tienes que inundarlas de folletos. Da buena imagen. Es el mejor Marketing. Despierta en ellos la idea de que quieren venir a Tu Restaurante.

Vigila tu relación con el cliente en todos los estadios de la misma y, muy especialmente, antes de que llegue a tu negocio. Asegúrate de que muestras a tu cliente lo mejor de tu restaurante y que lo que muestras se corresponde con la realidad de lo que ofreces.

Ponte en marcha para mejorar Tu Restaurante desde hoy mismo, no busques más Razones (excusas) para dejarlo para más adelante.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!

¿Quieres un análisis completo de la web de tu restaurante?

Dinos cuál es y te enviamos un análisis completo a tu correo

¡Quiero un análisis de mi web!