Los Millennials están empezando a perder el miedo al consumo de vino

1067
0
Compartir:
rodolfo bastida ajustada

Redacción | Barcelona

Entrevistamos a Rodolfo Bastida, Director de Ramón Bilbao, elegido  ‘Personaje del mundo del vino 2017 en España’ por Verema, el portal de referencia para los amantes del vino en habla hispana.

La labor de Rodolfo Bastida como Enólogo y Director Técnico de Zamora Company Wines abarca el trabajo en la DOCa. Rioja (Ramón Bilbao y Lalomba), en la DO Rueda (Ramón Bilbao Rueda), DO Ribera del Duero (Bodega Cruz de Alba) y en la DO Rías Baixas (Bodega Mar de Frades), junto con su equipo de enólogos en cada una de las regiones vitivinícolas en la búsqueda de vinos frescos y elegantes, con carácter contemporáneo, pero sin perder la identidad y tipicidad que otorgan los terroirs en los que nacen.

Con él hablamos de nuevos proyectos y retos del sector, entre los que destaca uno: recuperar los ratios de consumo. “Y para ello necesitamos incorporar nuevos públicos”, sentencia Bastida.

 ¿Qué significa, tanto personal como profesionalmente, recibir este galardón?

Lo cierto es que ha supuesto una alegría enorme, y un grandísimo motivo de orgullo. Cuando vimos los finalistas que había en cada categoría pensamos que iba a ser muy difícil ganar, viendo el enorme nivel de los otros compañeros que aspiraban al reconocimiento. Sabiendo que las votaciones las realizan además los propios miembros de Verema es un doble motivo de orgullo, puesto que eso significa que el trabajo que estamos haciendo lo estamos haciendo bien. Por tanto, estoy, estamos (porque esto no es sólo un trabajo mío) muy contentos por ello.

¿Qué hace diferentes sus vinos, donde situaría el éxito cosechado?

Bueno, no hay una sola receta para poder hablar de éxito. En Rioja, al igual que en otras muchas partes de España se están haciendo vinos extraordinarios. En el caso de Ramón Bilbao lo que pretendemos es desarrollar vinos con un carácter amable, pero a la vez con un punto de complejidad, que exprese el terroir del que nacen, que conserven ese carácter frutal, y respetando el territorio.

Su primer trabajo en el sector fue en otra bodega pionera, la desaparecida Bretón. ¿Qué aprendió allí y que se llevó a su nueva casa?

Afortunadamente vivo en un sector que me permite aprender cada día. En el mundo del vino nunca se acaba de aprender y de conocer todos sus secretos. Tanto en Bretón, como sobre todo en Ramón Bilbao he aprendido a amar este mundo, a quererlo con sus virtudes y sus defectos. En Bretón aprendí a trabajar en un entorno magnífico, y eso me ha servido para muchas cosas en Bodegas Ramón Bilbao, a donde llegué en 1999. Desde entonces, hemos visto crecer a esta bodega mucho, de una manera sana, e intentando hacer cada vez mejores vinos. Pero lo bueno de todo esto es que, como decía antes, jamás dejas de aprender.

¿Cuáles son las líneas maestras de su bodega en la actualidad?

Bueno yo creo que es fundamental tener en consideración muchas cosas. En primer lugar, el equipo. No eres nadie sin rodearte de los mejores, y creo honestamente que en Ramón BIlbao trabaja un equipo de gente magnífico. Luego el territorio te marca mucho. Estar en Haro, en el corazón de la Rioja Alta, te da unas ventajas de partida francamente buenas. Pero por resumir, creo que la base es tener una muy buena materia prima, una bodega enológica y tecnológicamente preparada para elaborar el mejor vino del mundo, y el equipo humano adecuado. Además, tengo que resaltar nuestra apuesta por la  innovación, trabajando con nuevos elementos (foudres de madera, hormigón, etc), nuevas técnicas enológicas y de viticultura. A nivel enológico, nuestra apuesta también va hacia los vinos elaborados en altura, y la búsqueda del terroir.

¿Y los próximos proyectos de Ramón Bilbao?

El proyecto que más ilusión me hace es el de LALOMBA, un nuevo proyecto que iniciamos hace unos pocos años con la adquisición de una parcela extraordinaria en la Rioja Baja, y que estamos seguros que marcará un antes y un después en nuestra compañía durante los próximos años.. Ahora mismo tenemos un solo vino, Lalomba Rosado, que además acaba de ser considerado por Tim Atking como el mejor rosado de 2017 en su último informe en Reino Unido. Pero pronto vendrán nuevas cosas que completarán nuestro proyecto LALOMBA.

Usted afirma que “El vino hay que explicarlo”… ¿Existe esa carencia en la actualidad?

Bueno, creo que en materia de educación todavía nos queda mucho por hacer. Cuando descorchamos una botella de vino no somos conscientes de que eso es el resultado de muchos años de trabajo de mucha gente. Toda la filosofía e historia que hay detrás es algo que mucha gente desconoce, y por eso nuestra labor, la de todo el sector del vino, es intentar acercar todo esto a un público que hasta ahora lo ha considerado como algo lejano. El reto no es sencillo, pero no por ello tenemos que dejar de intentarlo.

LECTURA RECOMENDADA: RENUEVA LA CARTA DE VINOS, LOS MILLENNIALS LLAMAN A TU PUERTA

¿Cree que una de las claves de crecimiento es abrirse a nuevos públicos, como los millennials?

Totalmente. Son ellos los que van a marcar el futuro del sector en los próximos años. Y por eso también tenemos que adaptarnos a ellos, a sus gustos y a sus maneras de consumir y hasta de comunicarse. En nuestra compañía, Zamora Company, uno de los ejes sobre los que estamos construyendo los cimientos del futuro es la Transformación Digital, que tiene mucho de interno, pero también de manera de comunicar y comunicarnos. Afortunadamente, creo que los Millenials están empezando a perder el miedo al consumo de vino, y eso es una gran noticia. Pero una vez más, a las bodegas nos queda muchísimo por hacer.

¿Es complicado hacerse hueco en el sector de la restauración?

Dificilísimo. Pensemos cuántas bodegas hay en España. Unas 4000? Si cada una hace 4-5 vinos (por ejemplo, aunque en algunos casos son más), nos encontramos con una cantidad ingente de vinos en el mercado, y todo eso sin salir de España. Si en una carta de vinos en un restaurante encontramos 20 o 30 vinos, te puedes imaginar que hacerte un hueco en ese espacio tan reducido, habiendo tantísimas marcas en el mercado es una tarea enormemente complicada. Es muy difícil, pero en nuestro caso, algo estaremos haciendo bien, dado que en estos momentos Ramón Bilbao es según Nielsen la marca de vino de Rioja Crianza Premium con mayor cuota de mercado en la hostelería en España, con un 8%.

¿Dónde situaría los principales retos a los que se enfrenta el mundo del vino?

La clave está en recuperar los ratios de consumo, y para ello necesitamos incorporar nuevos públicos. No podemos conformarnos con lo que tenemos, y, de nuevo, creo que nos queda mucho por hacer.  Vuelvo de nuevo a los jóvenes. Creo que si logramos acercarnos a ellos con un lenguaje sencillo, que no asuste, tendremos recorrido un camino muy importante de cara a los próximos años.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

¿Conoces el road show de Barra de ideas?

El lunes 28 de mayo tenemos nuestro próximo evento en el Museo Marítimo de Bilbao.

La inscripción es gratuita.