Lo que no deberías hacer en tu restaurante

818
0
Compartir:

%home%

%banner%

Redacción

Suplementos por cubierto, cobrar por el hielo o incluso por el uso de las mesas y sillas… aunque en absoluto son prácticas generalizadas en el sector de la hostelería, cierto es que especialmente en verano algunos establecimientos aprovechan para sacar más partido del aumento de clientes cobrando extras y suplementos que o no son legales, o no se informa de ellos de manera clara.

FACUA-Consumidores en acción, una organización no gubernamental sin ánimo de lucro dedicada desde sus orígenes en 1981 a la defensa de los derechos de los consumidores, acaba de recoger en su blog 25 prácticas abusivas que llevan a cabo algunos bares y restaurantes de nuestro país, animando a los consumidores a denunciarlas en las redes sociales a través del hashtag #BaresParaNoVolver. Si reconoces algunas de ellas como habituales en tu negocio, te recomendamos rectificar cuanto antes si no quieres ver perjudicada tu reputación online y ser reconocido como un establecimiento que no cuida bien a sus clientes.

En la lista de las 25 prácticas abusivas se incluye, por ejemplo, el no incluir en un lugar visible todos los precios de la carta. La legislación actual permite no incluir los precios en la carta pero sí obliga a exhibirlos en alguna parte del local. Los consumidores también critican a menudo que no aparezcan las bebidas en la carta, que cobren por el pan (puede hacerse siempre que se exhiba su precio) y también por un aperitivo que no han solicitado (salvo que el cliente indique expresamente que no lo quiere es legal, aunque causa mala imagen al establecimiento).

Otra práctica que los clientes suelen calificar como abusiva está el hecho de que los precios en la cuenta sean finalmente un 10% más caros que los de la carta porque hay que añadirles el IVA ( la Ley establece que siempre hay que indicar el precio final completo) y que no se especifique claramente el suplemento de la carta en la mesa o terraza respecto a la barra.

Desde FACUA también alertan de que algunos bares y restaurantes cobran incluso un suplemento por la carne muy hecha, por el hielo en la bebida, por servir un vaso de agua del grifo (aunque sea legal siempre que se incluya en la lista de precios), por una pastilla para el dolor de cabeza o incluso el uso del baño. Otro aspecto que los consumidores critican es la costumbre de algunos establecimientos de incluir en sus cartas las siglas SM o PSM ( precios según mercado). Se debe incluir siempre el precio final en la carta, aunque eso suponga para el hostelero modificar las cartas, pero siempre se puede solucionar añadiendo alguna pegatina o reimprimiendo la carta…

También muchos comensales denuncian en las redes la prohibición de algunos locales de compartir el menú del día y de indicar algunos precios por gramos y no por unidad; en caso de ser necesario, la carta debería aclarar al menos el peso de referencia que suele tener de media dicho plato y el precio correspondiente para una mayor información al cliente. Cobrar por cubierto es sin duda otra de las prácticas más rechazadas por los clientes, así como que el camarero tome nota sin antes haber limpiado la mesa o no aceptar tarjetas de crédito afirmando que la máquina se estropeó ayer… circunstancia que deberían indicar en la entrada. En definitiva, actitudes que los comensales no perdonan y que muchos de ellos están dispuestos a denunciar en las redes sociales perjudicando a tu negocio sin remedio…

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!