La Antoñita, una jabonería muy gastronómica en el corazón de Madrid

853
0
Compartir:

%home%

C.Estévez | Barcelona

En pleno corazón de la Cava Baja en Madrid, se encuentra La Antoñita, un local con aire divertido y cocina con personalidad. Producto de mercado, con guiños a distintos registros culinarios en un espacio muy peculiar. La Antoñita, fue en su día la jabonería mas importante de Madrid. En una casona antigua, completamente reformada se puede picar algo informal, comer o cenar en su restaurante decorado de azulejo, forja y madera, o si lo que se busca es una terracita, cenar en la corrala, el antiguo pase para las caballerizas. Con “el posadero” Oscar Lucas descubrimos algo más de este local que nunca deja indiferente.

Óscar, ¿cuándo se abrió La Antoñita y quien está a cargo de la gestión y los fogones?

Reabrimos La Antoñita y la Posada del Dragón en mayo de 2011 y unos meses después de incorporó Pedro Olocco que venía de La Broche para dirigir la cocina y continuar con la misma filosofía con la que se concebió el concepto.

¿Cómo definiríais vuestra cocina?

“Divertida Cocina de Mercado” como reza en la puerta del local, el concepto nació con una carta indefinida que se iría adaptando a lo que lo que el pescadero, el frutero y el carnicero nos fueran ofreciendo cada día, apoyado con las sugerencias del Jefe de Cocina. Con el tiempo muchos de esos platos que nacieron como tantos otros se han quedado anclados a una carta que los clientes no nos permiten cambiar como La Selección de Tomates Marinados, El Crujiente de Rabo de Toro, El Secreto Ibérico con Guacamole, La Tempura de Bacalao, El Jabón La Antoñita…y algunos otros que sigue incorporando el inquieto equipo de cocina para poder mantener la esencia de lugar.

Con un aire divertido y con mucha personalidad, La Antoñita no deja indiferente a los clientes ¿ Qué es lo que más les sorprende cuando visitan vuestro establecimiento?

Sin duda tenemos tres pilares, lo primero es el lugar con la Corrala del siglo XIX como centro neurálgico, no hay sitio con más personalidad en toda la zona, la espontaneidad y amabilidad de los chicos que te atienden y la calidad de la cocina. Con estros tres elementos los propios clientes nos han catapultado a ser el mejor restaurante de la Latina.

Apostáis por los productos de mercado elaborados con distintos registros culinarios, ¿en qué consisten estos registros?, ¿cuáles son los platos estrella de vuestra carta?

La combinación de la experiencia en restaurantes laureados por la Guía Michelin y la dedicación por parte de Pedro Olocco y su equipo, la calidad de la materia prima con la que se elaboran los platos y la constante motivación del equipo de cocina apoyado por los piropos que reciben de los comensales. Os invito a que probéis toda la carta y nos digáis…aquí encontraréis desde la carne más selecta hasta la casquería más refinada.

Sin duda vuestra ubicación, en lo que en su día fue la jabonería más importante de Madrid, es uno de vuestros grandes atractivos. ¿Cómo habéis aprovechado este peculiar emplazamiento en la promoción del negocio?

Lo primero fue dejar el cartel que domina en la puerta del establecimiento. Mantuvimos el original, no cambiamos nada, de hecho si no echas un vistazo desde la puerta o ya lo conoces no hay referencias a que es un restaurante…una vez dentro es inconfundible con una sala diáfana que preside una cocina con una plancha donde se cocina una parte importante de la carta y donde se encuentra el pase de platos de cocina a sala. La zona es un punto y aparte, estar en Cava Baja no tiene precio, estás siempre expuesto.

En tu opinión, ¿crees que los clientes cada vez más dan mayor importancia al ambiente del local, a una decoración agradable… en busca de una experiencia global y no solo gastronómica?

Si la comida es excelente…solo importa que el local esté muy limpio. Hemos tenido hace pocos años en Madrid un auge de restaurantes que más bien parecían una tienda de decoración que un lugar para comer, al final salías de allí y nadie hablaba de la comida, eso es malo, muy malo para un restaurante. Cuando alguien sale de una obra de teatro tiene que hablar del guión, de los actores…si solo se le queda en mente lo bonito del teatro…

Gracias a Dios eso ha ido evolucionando y ahora si hay una buena mezcla de concepto gastronómico, decoración, iluminación y profesionalidad.

¿Utilizáis las redes sociales para promocionar el restaurante? Si es así, ¿qué estrategia de marketing digital os habéis planteado?

Por supuesto. No hay nada más gratificante y beneficioso para un empresario que tener trato directo con sus clientes antes y después de que nos hayan visitado. Hay que escuchar, siempre escuchar, el cliente es soberano y el mejor termómetro que puede tener tu negocio para conocer las virtudes y deficiencias.

Tenemos una persona en plantilla que se encarga de la gestión global de nuestros clientes en RRSS, tanto contestastando críticas, ofreciendo ayuda, promocionando a través de la fotografía y videos y proponiéndonos nuevas actividades y tendencias.

¿Que tipo de público tenéis en La Antoñita? ¿Lleváis a cabo campañas de fidelización, promociones, descuentos, etc.?

Tenemos el mejor público del mundo, no podría ser de otra manera!!!!!!! Sobre todo gente que quiere comer bien en un lugar con mucho encanto. Durante las diferentes estaciones del año va cambiando…tenemos muchos clientes de Madrid, muchos turistas en verano (que los de Madrid huimos a la playa), clientes que nos han visto en las redes sociales, gente que nos ha recomendado a otros, clientes habituales, gente de paso por la Latina, artista, actores, políticos…gente guapa en general.

No somos partidarios de descuentos y promociones, al final los platos tienen un precio muy ajustado y si lo vendemos por debajo de su precio de elaboración sería un mal negocio o si cambiamos la materia prima a una mucho peor para poder bajar los precios todavía peor. Como te he dicho antes el cliente es soberano y sabe que la calidad tiene un precio y por debajo de ese precio hay gato escondido. Si te ofrecen por algún lado un chuletón a siete euros, duda y si te intentan vender una bebida premium a cuatro euros prepárarate para tener un día revuelto de cabeza y estómago.

En tu opinión para que un restaurante triunfe ¿qué tres requisitos debería cumplir sin más remedio?

Materia prima, amor por lo que se hace y unas manos como si fueran las de la abuela en la cocina.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!