6 factores que afectan a tu restaurante en agosto (y cómo sacarles provecho)

Compartir:
agosto-clientes-710

plantilla_expertos_seccion-ramon-dios

Si os digo que la actividad, en restauración, fluctúa dependiendo de la época del año y la zona del país en que nos encontremos, no os descubro nada ¿a que no? Las zonas de costa experimentan un crecimiento extraordinario en verano, mientras que en las zonas menos turísticas la actividad baja sensiblemente. El tipo de cliente cambia, tanto en unos puntos del país como en otros y, con él, debe cambiar la forma en que intentamos captarlo.

Hoy os cuento qué factores afectan a la actividad de vuestros restaurantes en agosto (y en verano en general) y cómo sacarles provecho para mantener un buen nivel de clientela e, incluso, lograr la fidelización de parte de ella. En concreto, de la parte que no se marchará después de las vacaciones.

  • Los clientes habituales se marchan de vacaciones: incluso aunque vivamos en una zona turística, lo más común es que la clientela fija salga de su zona en vacaciones y desaparezca de tu negocio durante un tiempo. ¿Cómo aprovecharlo? Mantén la relación con tu cliente también en verano, enviándole comunicaciones (Newsletters o mensajes en RRSS) en las que le cuentes lo que estás haciendo en verano en tu restaurante y, muy importante, lo que va a encontrar a la vuelta en tu negocio. Como hacen las cadenas de TV anunciando en julio el avance de la nueva programación que empezará en septiembre.
  • Llegan nuevos clientes al establecimiento: un cambio de cliente supone también una oportunidad de probar cosas nuevas. ¿Cómo aprovecharlo? Adapta los aspectos de tu negocio que permitan flexibilidad en cuanto a cambios a las necesidades de tu cliente. Adapta el menú, los horarios de apertura y cierre, las promociones… Hazte un nombre entre la nueva clientela y aprovecha para tratar de fidelizarlos (para lo que deberás contar con sus datos en tu base de clientes), por si vuelven de vacaciones al mismo sitio el próximo año.

Artículo recomendado: Aprende a leer clientes en verano.

  • Los clientes habituales que no se marchan reciben visitas: y puede que no tengan demasiado tiempo para salir a comer fuera o que prefieran cocinar en casa porque les sale más barato. ¿Cómo aprovecharlo? Estudia a tu clientela y, si lo ves viable, ofrece menús para llevar o menús especiales para grupos, días de la semana en las que los grupos tengan algún tipo de promoción o descuento…
  • Cambian las necesidades y demandas de los clientes: fiestas al aire libre, música en vivo o, simplemente, poder tomar las consumiciones en la terraza, son algunas de las demandas que los clientes tienen en verano y que determinan que se decanten por unos restaurantes y no por otros. ¿Cómo aprovecharlo? Identifica las necesidades de tu cliente y apuesta por satisfacer aquellas que entren dentro de tu filosofía, presupuesto y posibilidades.
  • Cambian los horarios de alimentación de los clientes: nuevas opciones como brunch, lunch y horarios similares que unen el desayuno con la comida o la merienda con la cena son más habituales en verano, especialmente durante los fines de semana y aprovechando que hay más horas de sol. ¿Cómo aprovecharlo? Estudia a tu clientela y prueba a ofrecer opciones más flexibles en los horarios de apertura y consumición, siempre respetando las ordenanzas municipales de tu zona al respecto. Y, si te resulta posible, adapta la carta y los productos que ofreces a estos nuevos horarios de comida.
  • Aumenta un tipo concreto de cliente: los niños. Es un hecho: en verano visitan nuestros restaurantes muchos más niños y es buena idea estar preparados para ello. Recuerda que, además, los niños son importantes factores de decisión en los adultos a la hora de elegir un restaurante u otro, de modo que si te ganas a los niños, tienes mucho ganado con los padres. ¿Cómo aprovecharlo? Tanto adaptando los menús y la carta a las necesidades nutricionales de los más pequeños como adaptando el propio espacio a familias con niños (de modo que nuestro restaurante sea friendly para ellos y para el resto de clientes); revisa tus procedimientos y establecer procedimientos especiales para tratar con los más pequeños, prevé detalles con ellos e, incluso, programa promociones para atraer a clientes con niños.

 

Que el verano no frene tu negocio, ni en zona vacacional ni fuera de ella. Aprovecha todos los factores que hacen que la actividad en tu restaurante cambie, para que mejore y crezca.

Ponte en marcha para mejorar Tu Restaurante desde hoy mismo, no busques más Razones (excusas) para dejarlo para más adelante.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!