Esto también es Marca España

761
0
Compartir:
%home%

%banner%

%home%

Alexandra Sumasi| Madrid

16 mayo 2013

Que el nombre no nos lleve a engaño. Las comparaciones con otras bebidas energéticas no serían justas: las otras bebidas son, claramente, de calidad inferior. Javier Abollado, director general de la marca lo cuenta así: «Mas de cuatro años hemos invertido en Toro Loco. No nos hemos basado en la precipitación ni las prisas. Lo primero que hicimos fue pedir la fórmula al departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense. Queríamos una bebida funcional que fuera estimulante pero, a la vez, saludable. No les pusimos límites económicos. Sencillamente, queríamos lo mejor, y así nació Toro Loco».

Lo cierto es que esta bebida española, al contrario que otras marcas de multinacionales, no está elaborada con ingredientes sintéticos. Su cafeína procede del guaraná y su dulzor procede de azúcar de frutas, cuya absorción es más lenta que la sacarosa. Estos ingredientes naturales proporcionan un aumento de la energía lineal.

Aunque el producto es cien por cien español, el envasado, por ahora, se realiza en Austria. «Por ahora no hay envasadoras en España en las que se pueda adaptar nuestro tipo de lata. De todos modos, en Toro Loco estamos obsesionados con que todo lo que se puede hacer en España, se hace en España. Y el envasado, seguro, acabaremos haciéndolo en nuestro país», afirma Abollado.

Tras la formulación por parte de la Facultad de Farmacia, fue en un laboratorio de Valencia donde se analizó su estabilidad. La bebida se presenta en una lata atípica, más chata que las demás, para diferenciarse ya a simple vista del resto.

Según Miguel Berrocal, director comercial de la firma, «Toro Loco no es una bebida energética, ¡es la leche!». Gracias a su labor, en breve la bebida se podrá encontrar en El Corte Inglés (junio), en Coviran (julio) y en Carrefour (agosto). Al parecer, «luchamos contra dos grandes multinacionales. Nuestro objetivo es hacernos con el 1% del mercado, un cuota que supone 400 millones de euros solo en España, pero no nos lo ponen nada fácil. Las multinacionales no nos dejan ni respirar». Toro Loco cuenta con un equipo comercial de siete personas, además de contar con distribuidores de bebidas premium. Como dice Berrocal, «hay que vender, tenemos entre manos un producto español diferente y único».

[pullquote]La  cafeína de Toro Loco procede del guaraná, y su dulzor viene dado por azúcar de frutas. No lleva nada sintético.[/pullquote]

En el extranjero ya se han interesado por Toro Loco. «No tiramos precios, pero aún así nos han venido a buscar de Brasil, Rusia, China, Estonia, Letonia, Francia y Turquía. Aunque el negocio en exportación es lento, conlleva mucho papeleo, aunque esperamos estar vendiendo en dos años. Eso sí, para la distribución en cada país buscamos distribuidores solventes y firmar con ellos contratos de estabilidad», declara Abollado.

Toro Loco desde su reciente nacimiento se ha asociado con el deporte. Sus responsables afirman orgullosos que la bebida es «pura energía, pura vida y puro deporte». Por ejemplo, el deportista paralímpico David Casinos, que sufre de diabetes, es un adepto a Toro Loco, bebida que su médico en la Federación le permite tomar. Aitor Pilan, director de comunicación de Toro Loco lo tiene muy claro: «Si tenemos la firma convicción de ser energy premium, además de por su formulación, es porque nos lo creemos. Tenemos un equipo que puede presumir de transparencia y coherencia, en consonancia con la filosofía del producto y de la marca».

[pullquote]La bebida energética es pura energía, pura vida y puro deporte.[/pullquote]

Aunque Toro Loco esté ligada al deporte, también es un excelente partner en cócteles y combinados. Cara al consumidor, es interesante saber que su contenido en vitamina B12 hace que se beba menos alcohol, a la vez que uno se siente con mayor energía. Además, es un excelente remedio contra la resaca, por su efecto recuperador. El hostelero, por otro lado, conocedor de las propiedades de las energéticas, lo tiene en sus márgenes.

Gracias al azúcar de frutas, Toro Loco, al contrario que otras bebidas energéticas, no hiela, sino que graniza. Ello hace que el producto sea un interesante ingrediente en sofisticados cócteles.

La historia del nombre

En palabras de Berrocal, «el registro de la marca Toro Loco viene de lejos. Antes éramos una firma textil, y cuando se registró el nombre, Red Bull no se conocía. Eso sí, nos costó mucho poder usar libremente la marca para una bebida energética. Pero el tenerla registrada tres meses antes que Red Bull fue el espaldarazo definitivo para poder hacerlo».

En conclusión

Aunque te estemos contando que Toro Loco es una bebida premium, elaborada con los mejores ingredientes, su precio no resulta desorbitado, siendo de 1,10 euros en tienda. Por sus propiedades e ingredientes de primera calidad es, con todas las de la ley, una bebida premium a la que no debes perderle la pista. Y recuerda, Toro Loco, ¡es producto español!



Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

¿Conoces el road show de Barra de ideas?

El lunes 28 de mayo tenemos nuestro próximo evento en el Museo Marítimo de Bilbao.

La inscripción es gratuita.