7 Errores de “Pesadilla en la Cocina” que desvirtúan el trabajo de un consultor

Compartir:
chicote-710

plantilla_expertos_seccion_roberto

“¿Consultor Empresarial? ¡Aaaah! Tu eres como el Chicote es de Pesadilla en la cocina”. Esta frase la he escuchado a lo largo de mi carrera, más de 1.000 veces, ser consultor empresarial en España es muy diferente de lo que hace Alberto Chicote en su programa “Pesadilla en la cocina”.

Para empezar destacaría dos aspectos fundamentales: 1º El consultor empresarial invita a la reflexión y Alberto Chicorte es pura acción, así es imposible tomar decisiones coherentes y viables 2º El programa ataca principalmente lo que se ve: las operaciones. Pero la restauración del siglo XXI es como un iceberg, lo que se ve, es una ínfima parte de lo que hay debajo.
Alberto Chicote y su programa (que no deja de ser un entretenimiento) no ayuda mucho a dar a conocer nuestro trabajo, por eso quiero mostraros como actúa un consultor empresarial y los errores más graves que se cometen en el programa:

1. Gestión Emocional (MAF)

Lo primero de todo es abordar el estado emocional del propietario, en un 99% suele tener estos tres síntomas: Miedo, Ansiedad y Frustración, lo que nosotros hemos bautizado como el estado M.A.F, tenemos que separar las emociones de la situación empresarial.

Es un error muy habitual  reunirse en el local con el empresario, la primera reunión es fuera del negocio, para poder generar un entorno de confianza y sobre todo de reflexión,  todo lo contrario del programa, en pantalla puede quedar muy bien pero alimenta el estado M.A.F del propietario.

2. El tiempo 

Es imposible cambiar el rumbo de un negocio en unos días o semanas,

Es un error muy común, el tiempo necesario para darle la vuelta a un negocio es el que es, quiero decir, para empezar en el 99% de las ocasiones hay que deshacer lo que han hecho, que es tomar muchas decisiones erróneas y eso lleva un proceso, por nuestra experiencia suele ser mínimo, de tres a seis meses.

3. Las operaciones 

Alberto y su equipo simplemente abordan las operaciones del negocio no tienen en cuenta otros factores de gestión empresarial de un restaurante: Modelo de negocio, concepto de negocio, cuestiones jurídicas, cuenta de explotación, franjas horarias…

Es un error muy común pensar que los negocios de restauración son lo que vemos, lo que vemos es un ínfima parte de lo que esconde uno de los modelos de negocio más complejos que existen, piensa solo en la carta la cantidad de elementos y componentes que hay que tener en cuenta.

4. ¿Dónde está el cliente? 

En ningún caso se preguntan por el cliente objetivo

Es un error muy común montar un restaurante desde el “yo”, lo que al propietario le gusta o le viene en gana, olvidándose de los clientes y luego alguno se pregunta ¿Por qué no tengo clientes en mi restaurante? Porque los has dejado fuera de tu concepto (con afecto y cariño).

5. Maquillar el local

Una buena sombra de ojos y un buen pinta labios arregla cualquier cara, pero no se va a la raíz del problema que en el 99% suele ser la falta de reflexión y falta de actitud empresarial (determinar tus objetivos y de que recursos empresariales dispones: emocionales, tiempo y dinero)

Es un error muy común invertir en decoración, por nuestra experiencia la mejor inversión y ¡Ojo! la que mayor impacto genera en tu cuenta de explotación, en menos tiempo, es invertir en un equipo (recursos humanos) eso implica lo primero de todo tener diseñada una estrategia en un proyecto por escrito ¿Sabes cuantas empresas de restauración asesoradas en 2017 han invertido un proyecto de RRHH en 2017? Te escandalizaría saber la respuesta.

6. Restaurante Zombi

El 90% de los restaurantes que atiende Alberto y su equipo son muertos vivientes es lo que denominamos nosotros “Restaurante Zombi”, es decir ya no hay dios que los salve y mejor sería que hubieran cerrado.

Es un error
prolongar la vida de un restaurante que está muerto, los negocios solo entienden de números no de sentimientos, esto evitaría que mucha gente se lastrara de por vida con su negocio, por eso es tan importante nuestra figura de un profesional externo sin vinculación emocional y que pueda decir las cosas como son (honestidad brutal)

7. Cliente misterioso 

Cuando se analizan las operaciones de un negocio de restauración no solo se evalúa la comida (como hace Alberto Chicote al principio del programa) se tienen en cuenta factores: limpieza del local, tiempo del servicio, hilo musical… y un largo etcétera, todo esto va en un informe por escrito para poder evaluar bien las áreas de mejora.

 

Es un error muy común tocar de oído y tomar decisiones sin analizar datos cualitativos (una encuesta) y cuantitativos (números).

Cuando te duele la cabeza o el estomago vas al médico, pues cuando tu empresa no funciona o emprendes un nuevo proyecto, la figura clave es un Consultor Empresarial (experiencia en negocios + formación superior + Inteligencia Emocional), antes de  emprender o para reconducir tu restaurante invierte en un consultor empresarial especializado en restaurantes, te aseguro que te ahorrarás tiempo, dinero y sobre todo quebraderos de cabeza.

 

Roberto Ruiz Rúa

Consultor Empresarial

Blog: MontarunBarySobrevivir

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!