El saber y sentir con sabor en la restauración

1041
0
Compartir:

%home%

Domènec Biosca

Entre el mes de abril y mayo he tenido la suerte de recorrerme treinta municipios llamados turísticos, comiendo y cenando en sesenta restaurantes distintos. Mis primeras palabras quiero que vayan dirigidas a los trabajadores de todos y cada uno de los restaurantes por su trabajo en los días de fiesta de los clientes, por, en muchos casos tener que cruzar una calle transitada por coches para poder servir las mesas de los clientes situados en la acera de delante del restaurante, por las excesivas mesas que atender, por cada más o menos profesional, por las largas jornadas, casi cuando acaban la comida empiezan las cenas de los turistas, por convivir con compañeros en algunos casos tan distintos, por suplir con mayor esfuerzo la elevada rotación de la mayoría de los empleados, por tener que trabajar con uniformes impropios de la época estival y como me comentó más de uno y de diez, alojados sin las comodidades deseadas.

Quizá esta entrada parezca catastrófica, si así lo creen les invito con la popular publicidad del circo “PASEN Y VEAN”.

Obviamente que hay empresarios que cuidan estas deficiencias, como hay otros que las adornan además con talantes sin talento es decir con malos modos.

Por este motivo porque haberlas “haylas” me he decidido a escribir este artículo con la única intención de que los unos y los otros si lo desean contesten a estas siete variables que componen el saber y sentir con sabor:


Como el lector habrá podido observar hay que SABER como encender “LA PASIÓN PARA QUERER SER UN VERDADERO ANFITRIÓN-VENDEDOR PROACTIVO”. Hay que SENTIR LAS EMOCIONES DE LOS CLIENTES Y LAS DE LOS COLABORADORES y hay que tener el “SABOR” para crear “EQUIPO”.

Lenin decía que “hay que tener mil ojos”. Le recomiendo que tenga activadas suficientemente sus dos orejas, sus dos ojos y utilice su boca oportunamente, con armonía y en positivo porque se consigue más luz con una amable sonrisa que con una central eléctrica y encima es “GRATIS” y por si aún duda, mi apreciado lector, recuerde que las plantas no crecen ni brotan por chillarlas, si no por regarlas, cuidarlas y AMARLAS. “SABER Y SENTIR CON SABOR”

Domènec Biosca Vidal

Presidente de EDUCATUR

BARCELONA – BUENOS AIRES – PALMA – GALICIA

AUTOR DE LA COLECCIÓN: LA DIRECCIÓN EFICAZ DE UN RESTAURANTE.

dbiosca@educatur.com

twitter: @dbiosca

www.educatur.com

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!