Cuatro cosas que tienes que hacer para convertirte en el líder que tu equipo necesita

Compartir:
lider-o-jefe-interior

Hola a tod@s,

¿Sabéis en qué se diferencia un Jefe de un Líder? Si la respuesta es “No”, probablemente eso signifique que no habéis dado el paso todavía de jefe a líder. Si estáis dudando entre cuál de las dos figuras es la que necesita vuestro restaurante para pasar al siguiente nivel, os saco de dudas: es la del líder. Un líder es aquel responsable que sabe lo que su negocio necesita, sabe conducir a su equipo hacia las metas propuestas y reconoce los logros de cada uno por el camino. Un líder no tiene miedo de rodearse de los mejores: los busca.

Sin embargo, además de convertiros en líderes para vuestro equipo, es importante que seáis la clase de líder que vuestro equipo y vuestro restaurante necesitan. Para empezar, un buen líder debe poner en práctica estos cuatro comportamientos en el día a día:

1. Ayuda a tu equipo: ¿No saben hacer algo? Organiza sesiones de formación. ¿Los procedimientos de servicio no terminan de salir fluidos? Programa nuevas sesiones de entrenamiento. ¿Puedes echar una mano a tus empleados en algún asunto? Hazlo. Eres su superior, sí, pero también eres una persona. No se trata de ir de “pagafantas” laboral. Se trata de comportarse con humanidad. Conocerás mejor a tu personal, y también a ti mismo.

2. Corrige en positivo: piensa en las charlas, broncas o reprimendas que te han echado en tu vida. Aquellas en las que te decían lo mal que lo hacías todo… ¿te servían de algo? ¿Te motivaban? Apuesto a que no. Sin embargo, ésas en las que, además de lo que no haces bien se resaltan tus potencialidades como ejemplo de trabajo a seguir sí son muy útiles. Aprende a dirigir a tu equipo de este modo.

3. Escucha siempre: puede que tengas algún empleado que siempre te cuenta una milonga para escaquearse de algunas de sus obligaciones, pero por lo general, un equipo es responsable y trabajador. Debes estar dispuesto a escuchar sus peticiones, opiniones y sugerencias siempre. Recuerda que ellos quieren que tu restaurante funcione tanto como tú. Mantén los oídos abiertos y muéstrate dialogante. Es más fácil obtener resultados beneficiosos para todos hablando que discutiendo.

4. Sé firme pero flexible: que escuches las sugerencias y peticiones de tus empleados no quieres decir que tengas que atenderlas todas ni que tengas que hacerlo siempre. Debes saber diferenciar entre las que son razonables, las que se pueden llevar a cabo y las que hay que guardar en el cajón. Eso es lo que hace un líder.

Implementando estas cuatro maneras de hacer las cosas en el trabajo cotidiano de tu restaurante y con Tu equipo, estarás dando un gran paso adelante para convertirte en el Líder que tu negocio necesita. Además, junto con las características del buen líder de las que os hablaba más arriba, es clave que tengas en cuenta que un líder siempre cumple y respeta sus propias normas y, sobre todo, que un líder siempre busca el bien común.

No puedes pretender que tu equipo se preocupe por el bien de tu restaurante si tú no te preocupas por el suyo.  Un líder busca soluciones que dejen satisfechas a todas las partes, ya que es consciente de que la única manera de que un empleado sea en realidad un miembro del equipo, un embajador de su marca y alguien comprometido con las ventas es que esté contento de trabajar para él.

Ahora que sabes todo esto, vuelvo a formular la pregunta: ¿eres un jefe o un líder en tu restaurante? ¿Cómo trabajas tu liderazgo en tu equipo? ¿Qué puedes hacer para mejorarlo y llegar a ser el líder que tu restaurante necesita?

Ponte en marcha para mejorar tu restaurante desde hoy mismo, no busques más razones (excusas) para dejarlo para más adelante.

Ramón Dios
Gastrocoaching

Foto: Alejandro Escamilla. Unsplash.com

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!

¿Quieres un análisis completo de la web de tu restaurante?

Dinos cuál es y te enviamos un análisis completo a tu correo

¡Quiero un análisis de mi web!