¿Cómo generamos un buen ambiente de trabajo?

2306
0
Compartir:
consejo-bezoya-ambiente-equipos-710

Redacción | Madrid

¿Cómo conseguir que los equipos rindan al máximo nivel? Mucho se ha escrito sobre este tema, generalmente poniendo el foco en los elementos esenciales necesarios para que los resultados del trabajo en equipo sean positivos, como por ejemplo:

  • Un trabajador motivado vende más.
  • Un buen salario es el mayor acicate para aumentar la motivación.
  • Las condiciones laborales (horario, estabilidad, etc.) son tan importantes como la retribución
  • Generar un buen ambiente de trabajo.

En el Consejo Bezoya de este mes, queremos profundizar más en cómo conseguir mejorar el ambiente de trabajo con algunas de las tácticas que no siempre se emplean en los bares y restaurantes, donde los niveles de tensión, volumen de trabajo y, muchas veces, las horas de servicio, son extenuantes.

banner_interior_bezoya_710px

Aquí va una breve lista de pequeñas ideas y detalles que contribuyen a mejorar el ambiente en un negocio hostelero. Todas ellas sin perjuicio de que se cumplan las más esenciales claves de motivación.

  • ¿Qué pasa con los equipos de sala?

Tradicionalmente son los grandes olvidados de la restauración. Sin embargo, como venimos comentando durante los últimos meses, se ha producir un boom en la sala, una revolución que le da más poder a los que ocurre en las salas. Lo que ocurre en la sala es lo que le llega de forma más directa al cliente final. Préstale la atención que se merece a este equipo.

  • Preguntar antes de tomar decisiones.

¿Quieres introducir mejoras y cambios en tu restaurante? No trates de tomar las decisiones en solitario. Muchas veces quienes más pegados están al día a día son los equipos de sala. No tengas miedo a la opinión de tus equipos. Para facilitar el trabajo a la hora de recoger las opiniones puedes repartir una encuesta entre el equipo con preguntas concretas para saber cuáles son los aspectos en los que detectan que más se debe mejorar, qué fortalezas no se están potenciando, etc.

  • Reconocimiento empresarial.

Lo del marco con la foto de empleado del mes en la pared del restaurante está pasadísimo de moda. Es de película antigua. Quizás unas palabras de ánimo pueden ser un buen comienzo, una retribución extra también es una opción, más expeditiva. Cuidado con generar una excesiva competitividad entre los miembros del equipo. Piensa en opciones en las que todos puedan ser premiados.

  • Valoración entre equipos.

Nos hemos pasado la vida formativa siendo valorados por los maestros y profesores. En algunas escuelas modernas, quienes te evalúan son los propios compañeros. Quizás sería positivo que los propios compañeros valorasen el trabajo de cada uno de los miembros del equipo. De esta forma se estarán autoevaluando también y renovarán su compromiso con los valores del restaurante.

  • Hablarlo todo.

Hace unos días nos recordaba Eva Ballarín, caza-tendencias y consultora en restauración, la importancia vital de organizar un briefing diario previo al servicio con la asistencia de todo el equipo. Las reuniones son muy útiles, pero también lo es afrontar abiertamente los problemas surgidos en los servicios previos. Cada maestrillo tiene su librillo, pero por todos es conocido el secular problema de comunicación entre sala y cocina, uno de los elementos desestabilizadores de los equipos. Como consejo general, si ha surgido algún problema, sólo podremos solucionarlo hablando entre las partes. No lo dejes para otro momento.

  • Palabras que suenen a música.

No es necesario llegar al extremo de afrontar los problemas en verso. Pero el ambiente en el restaurante agradecerá también palabras biensonantes (incluidos los clientes que puedan escuchar discusiones que no deberían escuchar) para expresar el desacuerdo. Fomenta que se utilicen palabras positivas y comienza por ser tú mismo un ejemplo.

  • Nunca olvidarse de la formación.

Si algo no sale como queremos que salga probablemente tenga mucho que ver con la falta de formación. Pueden hacerse sesiones formativas internas para entrenar alguno de los aspectos que no fluyen de la manera adecuada.

Por otro lado, como nos recuerda nuestro colaborador Xavi Iglesias, experto del servicio en sala y formador de profesionales, “si estar bien formado en tu establecimiento es sinónimo de dinero extra a final de mes, automáticamente muchos mostrarán interés en mejorar. Este sistema ya hace tiempo que se aplica en otros países y se está empezando a hacer aquí.”

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!