A más formación, más competencia

985
0
Compartir:
ampliada

%banner%

%home%

Un cliente anónimo llega a un restaurante para evaluar todos los detalles del local. Una especie de crítico que pone a prueba cualquier aspecto reseñable: la atención ofrecida, el servicio brindado, el trato recibido, la limpieza del sitio, la decoración del lugar, la calidad de su carta o su relación con el precio. Un cliente infiltrado que examina tu restaurante sin previo aviso. Este es uno de los servicios más originales que ofrece la empresa Linkers.

El Cliente Misterioso es un servicio que previamente ha sido solicitado por el negocio en cuestión para tener un punto de vista ajeno (un informe) sobre su competencia y su calidad. Una especie de autoevaluación que sirve para mejorar de cara al futuro. Este ejercicio podría enmarcarse dentro del concepto de coaching a través de la visión del “cliente”: solicitar la opinión desinteresada de personas anónimas para, a través de sus críticas, seguir progresando.

Pero esta es sólo una de las iniciativas que propone esta consultora de recursos humanos especializada en hostelería. Selección de personal con bolsa de trabajo, asesoría para una buena gestión hostelera, sumistros y contactos con proveedores, desarrollo de cursos de coaching y formación para aumentar la profesionalización en el trabajo.

La directora de RRHH, Marianela Olivares, define a la empresa como “una consultora y selectora de personal… Los restaurantes son los que nos llaman… y nos demandan distintos tipos de servicios que van orientados a la gestión integral de lo que es la hostelería”.

Una gestión que sobre todo apuesta por la formación como medio para hacerse más competitivos. La falta de formación, según Marianela,  es de lo que más adolecen hoy en día, los gestores de restaurantes. Muchos de ellos carecen “de profesionalización, de flexibilidad y de conocimientos para la formación tanto del empleado como del empresario… pero también de proyección y fidelización, tanto del cliente interno como del cliente habitual”.

Tener conciencia de la falta de profesionalización es vital para todas las partes. Abogar por la formación para ser más competitivos es la clave. Una política que viene instaurándose en otros territorios como en Londres o en la zona del Caribe. Y es que para gestionar bien un restaurante “es necesario tener una estructura de formación bastante sólida y competente…” aunque para aquellos restaurantes o bares pequeños en los que no se disponga de esta estructura, Linkers les ofrece “una formación externa in situ”.

Esta consultora promueve este tipo de servicios para establecer un compromiso con el mundo de la restauración. El mensaje es bien claro: sin formación no hay nada. Camareros, chefs y empresarios están obligados a ello, y más, en estos momentos de crisis.

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!