6 claves en la experiencia del comer

2757
0
Compartir:
ampliada

%banner%

%home%

El objetivo de cualquier restaurante debe centrarse en convencer al cliente de que en su local se le va a ofrecer la mejor experiencia gastronómica posible. Es clave saber persuadirlo para que decida elegirnos antes que a cualquier otro. Una vez conseguido esto, el primer paso ya está dado.

Pero para convencer es necesario enviar distintos mensajes al cliente de manera organizada:

1.       Debemos despertar su interés; ofrecernos como el mejor lugar en el que puede disfrutar de su experiencia gastronómica, y para eso hay que primero creérselo y luego cumplirlo.

2.       Una vez llamada la atención, conseguir que decida consumir nuestros productos. La calidad, la rapidez y la atención del servicio son elementos fundamentales en este apartado. Hay que lograr que el cliente se sienta satisfecho por haber acudido a nuestro restaurante y haber gastado el dinero en ese producto o servicio ofrecido.

3.       Proporcionar las mejores instalaciones posibles para favorecer que el cliente pueda convertir ese momento en una auténtica experiencia gastronómica. Para optimizar tus instalaciones existen pautas como tener una buena decoración (no muy recargada), una temperatura agradable, música ambiente que invite al relax para facilitar la conversación con tus acompañantes, etc.

¿Cómo nos valora nuestro cliente una vez realizados estos tres pasos? Si lo hemos hecho bien, los dos pasos siguientes vienen solos ya que detrás de una buena gestión siempre hay una consecuencia directa en los consumidores, y en este caso, de manera positiva.

4.       En el cerebro del consumidor se va a grabar a fuego aquella cosa que haya despertado esa sensación de la que no quiere desprenderse. Esos recuerdos, (olores, imágenes, sensaciones…) conseguirán que el cliente quiera volver a acudir a ese local debido a que el cerebro se decantará por este momento especial antes que por ninguno.

5.       Una vez logrado esto, el cliente tendrá la necesidad de fomentar el boca a boca entre sus amistades, familiares….como forma de ofrecer algo bueno a sus seres queridos. El restaurante se convierte en algo propio para el cliente. Una buena forma para que tu restaurante adquiera visibilidad y presencia.

6.       Para saber gestionar bien estas etapas del ciclo experimental del consumidor, sería recomendable conocer herramientas que nos puedan ayudar a lograr esa eficacia:

–          Proporcionar información al cliente sobre nuestro servicio a través de la carta

–          Detallar qué tipo de comida ofrecemos: buffet, especializada, de comida rápida…

–          Crear lazos de unión entre cliente y restaurante fomenta una relación o interacción mutua (de manera personal o virtual) que puede ser de gran utilidad.

En este punto no existen reglas de oro ni pautas inamovibles. Lo esencial es seguir innovando y dejar que la imaginación sea la portadora de buenas ideas. ¡Así que a por ello!

Fuente: Gestión de Restaurantes.com

Autor: Lluís Codó Pla

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

Deja un comentario

logo_bdi_new

Suscríbete para recibir la newsletter semanal con las noticias de Barra de ideas

¡SUSCRÍBETE!