4 ideas inspiradoras para adaptarnos al nuevo cliente

1859
0
Compartir:
adaptada ok ok

Irene Santos | Barcelona

Metidos de lleno en el nuevo año, y tras pasar las fiestas navideñas, que siempre suponen un impulso al negocio de la restauración, cabe preguntarse qué aspectos marcarán las nuevas demandas de nuestros clientes. Y, en paralelo, analizar si nuestro negocio está preparado para ofrecer una experiencia gastronómica adaptada al nuevo estilo de vida.

Comenzamos el año con un informe bastante revelador, y que nos proporciona ideas muy interesantes para poder aplicar a nuestro bar o restaurante. Se trata del informe global de tendencias de comidas y bebidas 2018 de la empresa Mintel. 

Pues bien, según este estudio el consumo natural, sostenible y transparente, dejará de ser una filosofía exclusiva y de lujo, para ser cotidiana y generalizada. Sí, el cuidado personal y del planeta es la tendencia más fuerte, como respuesta a la estresante y frenética vida moderna. Y es lo que también determinará las nuevas demandas de los clientes, que se pueden resumir en estos tips:

1.-La cuarta comida

La tendencia saludable también ha afectado los horarios clásicos de las comidas. Comer más veces durante el día y en menos cantidades, es una forma de consumo que crece. Por lo que el esquema de desayuno, comida y cena, ahora incluye una cuarta comida, que bien puede estar entre el desayuno y la comida, o entre la comida y la cena.

Digamos que la propuesta es que los restaurantes tengan opciones para esta “cuarta comida” durante todo el día y consistiría en recetas más fáciles de consumir, pero igualmentes suculentas. En este sentido funcionan muy bien los finger foods, como galletas tanto saladas como dulces con ingredientes y texturas apetitosas, recetas con cereales, piruletas de quesos, frutas y verduras, platos con huevos, tortillas y omelettes, por ejemplo, que funcionen en cualquiera de los horarios.

2.-Restaurantes más naturales y sostenibles

La idea es contar con una oferta gastronómica compuesta por alimentos en su estado más natural y orgánico, por la salud de los clientes que ahora buscan cuidarse, y también por la salud del planeta en general.

– Ganará puntos la alimentación basada en plantas. Los restaurantes  no tienen que convertirse en vegetarianos, veganos o flexitarianos, sino contar dentro de su oferta con platos hechos con verduras, frutas, algas o  cereales: aquellos que además cuenten con platos hechos con productos 100% orgánicos y de cercanía, serán los reyes del mercado.

– En cuanto a las opciones de carne, crecerá el consumo de aves de corral y animales de crecimiento lento, cuya producción se basa en procesos menos agresivos.

– También se imponen las vajillas hechas a mano, de cerámica, madera, arcilla y materiales más naturales.

– Por supuesto, destacarán aquellos restaurantes con opciones de recetas “sin” azúcar refinada, gluten, lactosa, cafeína, etc.  Una tendencia que también responde a políticas de consciencia de la salud que se están aplicando en países como Francia, España e Italia, donde se cobran impuestos a productos azucarados, por ejemplo.

– En cuanto al fast food, ganarán terreno los locales que, a pesar de servir comida de preparación más rápida e informal, mantengan la bandera de lo saludable y chic por delante.

– El uso creativo de los residuos y la aplicación del trashcooking de forma cotidiana también será muy valorado por los clientes. Es importante entonces, no sólo servir una comida más natural, sino también contar con planes de eficiencia energética y de reducción de basura en pro del medio ambiente, así como realizar acciones de responsabilidad social.

cristalera

3.-Restaurantes pop up

La agitada vida moderna condiciona las expectativas de los clientes en la restauración. Es por ello que las experiencias gastronómicas con el factor sorpresa como característica principal, son las preferidas en 2018. Una tendencia derivada de este patrón, son los restaurantes itinerantes, que llevan tiempo realizándose y cobran cada vez más fuerza.

Así, chefs y restauradores, van haciendo tours gastronómicos en diferentes ciudades del mundo y complaciendo a más paladares. También se utiliza para, antes de abrir un local, probar distintas localizaciones dentro de la misma ciudad e incluso para probar distintos menús.

4.-Restaurantes mixtos: comida y fiesta

En 2018, comer fuera de casa es una actividad de ocio, más que una necesidad alimentaria. En este sentido, crece la tendencia a que los clientes puedan comer, tomar unas copas e incluso bailar en el mismo restaurante. Muchos negocios ya lo hacen, dando servicios de comida por la tarde-noche y transformando el local en un espacio de fiesta después.

Cada vez hay más clientes que buscan restaurantes donde comer un menú a las cuatro de las tarde, hacer sobre mesa y quedarse luego a tomar unos cócteles.

Por lo que los restaurantes que satisfacen esta necesidad, por supuesto que ganan popularidad. Un marketing de restaurantes mixto donde la coctelería y la música en directo vayan de la mano de la cocina.

 

Deja un comentario

comentarios

Compartir:

logo_bdi_new

¿Conoces el road show de Barra de ideas?

El lunes 28 de mayo tenemos nuestro próximo evento en el Museo Marítimo de Bilbao.

La inscripción es gratuita.